Crisis en Canarias

Just another WordPress.com weblog

Se descoyunta el sistema alimentario mundial: sube el precio de los alimentos: el pan, la leche y los huevos, un 20% más caros, por la subida de las materias primas, sobre todo los cereales.

Posted by juanjesus en julio 31, 2007

1. El Hecho: los precios de las materias primas para los alimentos están registrando subidas astronómicas desde hace meses, por diferentes factores: no hay suficiente producción para alimentar la demanda de incremento de producción de biocombusitlbes, la demanda creciente de China e India y, además, satisfacer al mismo precio a los consumidores de los países ricos. El resultado es una subida de los precios de los alimentos y, además, una tensión creciente en la disponibilidad de materia prima, lo que introduce el elemento de la “disrrupción” en los suministros.

 

2. La Tendencia: el sistema alimentario mundial está descoyuntándose. Está haciendose evidente lo que hace mucho tiempo advierten los expertos: rendimientos decrecientes de las cosecha; incapacidad de los incrementos de cosecha de satisfacer el crecimiento poblacional y de demanda de alimentos por su parte; decisiones erróneas – favorecer los cultivos extensivos y las políticas de globalización – en la creencia de la existencia de un sistema agroalimentario perfecto; creciente fragilidad y tensión del modelo, lo que lleva a que cualquier fenómeno puntual, coyuntural o más estructural, ponga el riesgo el suministro de materias primas; agotamiento de recursos naturales: suelo, agua disponible, etc; subida de los precios energéticos, y derivación de cosechas hacia los agrocarburantes.

 

La pregunta es ahora: ¿cómo salir de esta situación? Vemos un panorama de creciente complejidad y encarecimiento de los precios, como forma de ajuste de este sistema alimentario. Las zonas más frágiles – Canarias una de ellas – verán precios cada vez más importantes en su cesta alimentaria. Esta tendencia, en la que intervienen factores de diversa factura, traerá consecuencias importantes para el consumidor que carece de alternativa de suministro alimentario: el porcentaje de sus ingresos destinado a la adquisición de los mismos pasará a ser cada vez mayor, recuperando poco a poco la importancia que nunca dejó de tener. El problema es la escasa capacidad de gasto de la población endeudada, en buena medida, y la precariedad laboral que fácilmente, ante un entorno de recesión, puede dar lugar a un incremento del desempleo y, finalmente, de situaciones de verdadera indigencia alimentaria.

 

El declive energético ya influye en la derivación hacia agrocarburantes de cosechas importantes. Pero el paso del tiempo hará de los insumos energéticos en la agroindustria moderna un factor determinante para la viabilidad de los procesos agroalimentarios en toda su larga cadena: fertilizantes sintéticos, maquinaria agrícola, transporte, etc. Veremos episodios diversos, relacionados con los procesos de crisis, en el sector agroalimentario: subidas de precios, quiebra de empresas, desaparición de mercados abastecidos, etc. al confirmarse el incremento de los factores de riesgo y, sobre todo, la creciente incapacidad del mundo de alimentar, en un escenario de crisis global de los recursos, a una población que crece en más de 72 millones de habitantes al año, y que ha pasado de tener en el año 1999 unos 6.000 millones de habitantes a tener en el año 2007 más de 6.600 millones de habitantes.

 

3. La “ley” o “paradoja” que se cumple: La percepción de una crisis cuando se llega a la cumbre requiere, sobre todo, el análisis de la sostenibilidad de los elementos que nos han permitido llegar a ese punto más alto. En el caso del sistema alimentario, nos encontramos con un enorme sistema agroalimentario forjado a nivel mundial, con una serie de piezas bien engrasadas para alimentar, con una dieta cárnica, a un porcentaje de la población mundial rica. Esta misma sensación de abundancia es la que conduce las políticas agrarias de estímulo de la globalización de la cesta de la compra y de estímulo al abandono de la producción. La convivencia del fenómeno de primas al abandono de cultivos con la creciente incertidumbre agroindustrial indica la existencia de un “no modelo”, sino de una confluencia de agentes en la búsqueda del beneficio económico, de gran complejidad. Esa misma complejidad genera una gran fragilidad, y permite adivinar que el fallo de cualquier eslabon de la cadena puede desencadenar verdaderas crisis alimentarias globales y locales. La “paradoja” de la “abundancia” se confunde con la “fragilidad” creciente que alimenta esa maquinaria. Las tensiones existentes en el modelo corre el peligro de provocar un efecto en cadena que provoque el desabastecimiento alimentario en diferentes zonas del mundo.

 

4. ¿Qué hacer? Ante la crisis agroalimentaria mundial, se debe promover la mayor autosuficiencia alimentaria local. El proceso de desglobalización alimentaria afectará más a quienes tengan menos capacidad para autoalimentarse.

 

Texto de las noticias:

 EL MUNDO: BRUSELAS RESTA IMPORTANCIA AL REPUNTELa industria alimentaria anuncia subidas de un 20% en el pan, leche y huevos§                     Las causas están en el desvío de cereales a la producción de energía y la demanda en China e India  Actualizado martes 31/07/2007 10:26 (CET) CARMEN LLORENTEMADRID.- Los elevados precios energéticos han dejado de ser la única amenaza para la inflación. Productores, empresas de alimentación y organizaciones agrarias han anunciado ya fuertes incrementos de los principales alimentos básicos: leche, pan, huevos, azúcar, pastas, bollería, aceite de girasol e incluso de la carne.El sector lácteo ha sido el primero en iniciar la subida. Leche Pascual reconoció la pasada semana que ha elevado un 5% el precio de sus productos lácteos y anunció que habría nuevos repuntes en los próximos meses. Lo mismo han hecho las otras dos empresas líderes del sector: Ebro Puleva y Central Lechera Asturiana. Algunas panificadoras también han comenzado a trasladar al consumidor el alza del precio de las materias primas.Pero el grueso de las subidas está por llegar. Los fabricantes de harina, pan y productos lácteos y los productores de huevos han anunciado ya subidas del 20% del precio de estos alimentos básicos en los próximos meses, debido al vertiginoso aumento de sus costes de producción -especialmente de los cereales-.Según la Asociación de Fabricantes de Harinas y Sémolas de España, las cotizaciones en origen del trigo panificable en Burgos -principal zona productora española- se han incrementado un 46% en el último año.En el caso de Francia, primer productor europeo y principal fuente de nuestras importaciones, la cotización del trigo ha subido más del 66%; el maíz se ha revalorizado un 32%; y la cebada, un 44%.Unos ascensos que repercuten directamente en los costes de elaboración de los alimentos de primera necesidad y en los piensos para alimentar al ganado. Sólo los productos transformados a partir de harina y sémola de trigo (pan, galletas, bollería, pastelería, pastas alimenticias…) representan el 10% del consumo alimentario de los españoles.El ‘boom’ del bioetanolVarias son las razones de estos fortísimos incrementos de las materias primas agrícolas en el mundo. Pero las miradas acusadoras se dirigen principalmente a los biocombustibles -la producción de energía a partir de la combustión de cereales, caña de azúcar o girasol-, que están desviando una parte importante de las cosechas a la generación energética. Se estima que este año EEUU utilizará 85 millones de toneladas de maíz para la producción de bioetanol -el 30% de la cosecha prevista-.Son muchos los gobiernos occidentales que están impulsando, mediante ayudas, la producción de las llamadas energías alternativas con el fin de frenar la alta dependencia del petróleo. Así, la UE se ha impuesto el objetivo de que en 2010, el 10% del consumo energético de los países proceda de energía producida con materias primas, lo que supondrá dedicar a este fin el 17,5% de la superficie total de cultivo en Europa. “El problema es que, las extensiones de tierra en cultivo no han aumentado como lo ha hecho la demanda. No puedes destinar trigo a generar energía cuando hay escasez mundial”, asegura José María Fernández, secretario general de la Confederación de Organizaciones de Panadería (Ceopan).Además, el desvío de cereales para la energía coincide con un fuerte aumento de la demanda por parte de China y la India, debido al desarrollo industrial y económico que están experimentando estos países. Por un lado, importan más materias primas para consumo humano y por otro, para alimentar al ganado -en el coloso asiático el consumo de carne se ha elevado un 40% en sólo tres años-.El aumento del precio de los cereales se ha trasladado ya a los piensos, que se han encarecido un 30% en los últimos meses. Y estos repuntes han repercutido en los productores de huevos.Las principales empresas lácteas también han hecho sonar la señal de alarma. En los últimos seis meses, el precio de la leche en polvo en la UE ha pasado de 238 euros por cada 100 kilos a 370, un 55,5% más. Los ganaderos españoles ya cobran un 20% más por la leche y los analistas del sector anuncian que, al final de año, la subida puede elevarse al 40%.La sequía que azota a Nueva Zelanda y Australia, principales productores mundiales de leche en polvo, y el fuerte aumento de consumo de leche en China y la India están detrás de estas subidas. Sin embargo, ayer, la Comisión Europea restó importancia al incremento de los precios que han experimentado los productos lácteos en algunos países de la UE. Distintos portavoces comunitarios descartaron tomar medidas con relación a unas fluctuaciones que no consideraron extraordinarias, informa Europa Press.  CEOE-Tenerife muestra su preocupación por la subida de las materias primasLa escasez de materias primas agrarias y su alza de precios no afecta exclusivamente a la industria de la alimentación (pan y productos de panadería, arroz, aceites, café, y azúcar, entre otros), sino que sus efectos se trasladan ya a la industria láctea y ganadera, según destacó ayer la Confederación Provincial de Empresarios.EL DÍA, S/C de TenerifeLa Junta Directiva de la Confederación Provincial de Empresarios de Santa Cruz de Tenerife (CEOE-Tenerife) manifestó ayer, a través de un comunicado remitido a EL DÍA, su preocupación empresarial por “el grave problema de competitividad que afecta a todos los mercados, y muy especialmente al canario, como consecuencia de los fuertes incrementos de precios de las materias primas a nivel mundial”.La Confederación destaca que los biocombustibles, como el bioetanol y el biodiésel, se han convertido en opciones tan válidas como los combustibles fósiles para la obtención de energía. Ante la subida de los precios del crudo de petróleo y vistos los avances tecnológicos en el campo de los biocombustibles, la balanza se inclina cada vez más a favor de estos últimos. A todo esto hay que añadir la mayor demanda de las materias primas de origen vegetal, especialmente el maíz, por parte de las economías emergentes, como China e India.Ahora bien, la importante demanda de materias primas de origen vegetal para la producción de biocombustibles está “alterando en gran medida el funcionamiento económico de los mercados de las materias primas, con consecuencias directas sobre el mercado canario”. Por su parte, el carácter restrictivo de la Política Agrícola Común (PAC) en la oferta de determinados productos agrícolas ha primado el abandono de cultivos en Europa, lo que implica un escaso nivel de reservas de cereales en todo el mundo. Las cifras aportadas por importantes empresarios importadores de diversos sectores hablan por sí solas: si hace un año una tonelada de trigo costaba 120 euros, actualmente su precio es de 480 euros. Este encarecimiento tiene un reflejo directo en el precio de la carne de pollo y cerdo.La situación es, en opinión de la CEOE-Tenerife, “preocupante, ya que la escasez de materias primas agrarias y su encarecimiento no afecta exclusivamente a la industria de la alimentación (pan y productos de panadería, arroz, aceites, café, y azúcar, entre otros, sino que sus efectos se trasladan ya a la industria láctea y ganadera por lo que apoyamos las demandas de Asinca, trasladando la preocupación al Parlamento, Comisión Europea y Gobierno Autónomo”.Perspectivas turísticasEn otro contexto, CEOE afirma que “tampoco son optimistas” las perspectivas respecto a la situación del sector turístico, previstas por Ashotel, para la temporada de verano 2007. Los meses de abril, mayo y junio no han sido buenos, con descensos en torno al 3-4% con respecto al año pasado, y actualmente los datos de Aena y de ocupación prevista “no aportan optimismo de cara al verano. Hay que tener en cuenta que la coyuntura internacional en estos momentos es muy compleja, y el sector turístico es uno de los que más directamente recibe los efectos de esta evolución socioeconómica, sometida a continuos cambios, y cada vez menos previsible”.Asimismo, la Junta Directiva manifestó el malestar de los representantes empresariales por la inseguridad jurídica derivada de la posibilidad de que el Gobierno aprobara en el Consejo de Ministros un nuevo Real Decreto para acortar los plazos para la puesta en marcha de los proyectos de inversión en energía fotovoltaica”. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: