Crisis en Canarias

Just another WordPress.com weblog

Cenit y declive de la construcción: Canarias alcanza el millón de viviendas, una por cada dos habitantes.

Posted by juanjesus en agosto 28, 2007

En el periodo de cinco años (2001-2006), el número de viviendas construidas en Canarias se ha incrementado un 16%, una de las tasas más altas del país. Así, en el año 2001 había en Canarias 855.022 viviendas, y esa cifra llega a las 990.461 casas a finales del año 2006.  

Esta cifra es indicativa de la “revolución” del sector de la construcción en las islas, en los últimos años. Este sector se ha convertido en el motor de la economía isleña.

 Como comenta el Diario La Provincia, sin embargo, “el mercado inmobiliario se satura”. Probablemente, observaremos un descenso importante del consumo de territorio para nuevas viviendas en los próximos años, la consiguiente destrucción de estructuras empresariales y de empleo, y el contagio al conjunto de la economía, muy dependiente de la habilitación de nuevas viviendas.  El ritmo de descenso de la actividad dependerá de muchos factores. Cobra especial importancia la subida de los tipos de interés del dinero. La crisis hipotecaria, y la “inyección de liquidez” realizada por los diferentes países, hace aventurar una subida de tipos para “enfriar” la economía especulativa frente a la economía real, cada vez más alejadas una de otra. ¿Por qué un ajuste? Probablemente, el gran maná del crédito fácil ha creado una bolsa de dinero mucho más amplia que la posibilidad de la producción real de absorver. Ésta no puede crecer al mismo tiempo que lo hace la fabricación de “dinero financiero”, por lo que es inevitable un ajuste, ante la percepción de los que tienen el dinero, propio o prestado, de que los que se han endeudado no podrán pagar lo solicitado porque no tienen soporte en la economía real. En este panorama, la absurda multiplicación del precio de la vivienda juega un papel importante, derivando en una burbuja de casas mucho más allá de las necesidades reales de habitación y pretendido refugio “seguro” del dinero especulativo.  La guinda de este pastel está compuesta de una oferta mundial que no se corresponde con una demanda creciente de bienes, productos y combustibles. No hay que olvidar que los precios crecientes del petróleo están creando tensiones en multitud de sectores económicos: alimentación, transportes, procesos industriales varios, etc. Se están deshaciendo, con la crisis energética, a toda velocidad, las posibilidades de mantener el ritmo de crecimiento económico. En la base de la crisis financiera se encuentra la crisis de un modelo que está agotando la capacidad de incrementar la velocidad de su multiplicación, y que se está asomando a la pugna creciente por los recursos cada vez más escasos.  Canarias se encuentra ante una situación muy vulnerable en este escenario, por su dependencia absoluta del exterior. ¿Qué hacer? La reducción de la dependencia es la clave para poder afrontar con mayor éxito este proceso de crisis económica y energética: producir de forma más sostenible el agua, alimentos y bienes básicos, reduciendo los insumos del exterior. Mantener el crecimiento es mantener las posibilidades de colapso mayor.  

EL DÍA (DOMINGO, 19 DE AGOSTO DE 2007):

Canarias roza ya el millón de viviendas, de las que un tercio son secundariasEl parque de viviendas en el Archipiélago sigue creciendo a un ritmo muy alto y en un elevado porcentaje están vacías o destinadas a segundas residencias. En la actualidad, hay ya una casa por cada dos habitantes en las Islas.E.C.,S/C de TenerifeEl parque de viviendas a Canarias roza ya al millón, después de cerrar 2006 con una cifra de 990.461 casas, casi 30.000 más que el año anterior. Así se desprende de la última estadística oficial del Minis- terio de Vivienda, en la que también destaca el hecho de que una de cada tres de esas viviendas, esto es, 322.116, no están destinadas al uso habitual de las familias por estar vacías o por tener un uso de segunda residencia.Pese a que en los últimos meses el sector inmobiliario ha empezado a dar muestras de debilitamiento, al menos 2006 volvió a ser un año muy fuerte en la construcción de casas en el Archipiélago, incluso por encima de 2005. Desde el año 2001 en Canarias ha aumentado el número de pisos casi un 16 por ciento, porcentaje que es el más alto de todo el país, sólo por detrás de Andalucía, que supera el 17 por ciento.Eso supone que en la actualidad en Canarias hay ya casi una vivienda por cada dos habitantes, puesto que se acaban de superar los dos millones de residentes en el Archipiélago.El incremento del parque de viviendas en el último año también sigue estando un poco por encima de la media, y es cercano al 3 por ciento. En el conjunto de España, el crecimiento en 2006 fue algo más lento que en 2005.En todo caso, la tendencia en el Archipiélago no difiere en gran medida de la tónica general. Lo mismo ocurre con el porcentaje de viviendas que se destinan a uso secundario, ya que en toda España se produce este fenómeno de un gran número de casas para destino no habitual.Poco suelo, mucha casaLa diferencia en Canarias está en la escasez de territorio, que hace más preocupante la proliferación de este tipo de viviendas, que se han convertido en los últimos años en el principal motivo de consumo de suelo, después de que la moratoria turística detuviera parcialmente la construcción de hoteles y apartamentos.De hecho, junto a la paralización de la infraestructura turística, las Directrices de Ordenación General y del Turismo se planteaban también como objetivo la ralentización de la construcción residencial, un objetivo que no se ha logrado a la vista de los datos proporcionados por el Ministerio de Vivienda, que muestran que el sector inmobiliario crece en la actualidad a un ritmo superior al de la población en el Archipiélago, ya que se ha frenado un poco el crecimiento del número de empadronados.En los últimos años, se ha hablado en diversas ocasiones de poner en marcha medidas para atajar esta situación, sobre todo para lograr sacar al mercado las viviendas vacías, que pueden ser cerca de 200.000, pero las medidas han tenido escasos resultados prácticos. Las administraciones han optado por acciones para incentivar la salida en alquiler de esos pisos, pero hasta ahora siempre se han negado a establecer medidas de castigo para tratar de poner coto a esta tendencia.EvoluciónLa evolución de las viviendas secundarias en el Archipiélago, sin embargo, es a reducirse en los últimos años, algo que también ocurre en otras comunidades.En el año 2001 en Canarias había 855.022 viviendas, y de ellas 302.671 eran secundarias, lo que supone un porcentaje del 35 por ciento del total. En ese momento, la media nacional era del 32 por ciento. Por tanto, se ha reducido en casi tres puntos en estos años, mientras que la disminución en el conjunto del país es de un solo punto.Durante esta década, en general se ha producido un incremento anual de unas 30.000 casas en las Islas, mientras que en España en este tiempo hay casi tres millones de viviendas más, con casi 500.000 nuevas cada año.evoluciónTenerife tiene más casas auxiliaresEn la provincia de Las Palmas hay en estos momentos más viviendas que en la de Santa Cruz de Tenerife, debido a que también hay más población. En concreto, en las Islas orientales hay 502.808 casas, y en las occidentales 487.653. Sin embargo, en la provincia tinerfeña hay más viviendas secundarias, según el Ministerio de Vivienda. En concreto, son 165.890, lo que supone el 34 por ciento del total de las existentes. Mientras, en la provincia oriental las casas no principales son 156.226, el 31 por ciento del total.Esta distribución provincial no ha variado en los últimos años, puesto que en 2001 también era la provincia de Santa Cruz de Tenerife la que disponía de un mayor número de viviendas secundarias. Aún así, el incremento de las mismas ha sido más fuerte en las Islas occidentales, puesto que en los últimos seis años han aumentado este tipo de casas un 7,6 por ciento, y en las orientales únicamente un 5,1 por ciento.Castilla y León es la comunidad autónoma que en la actualidad tiene un mayor porcentaje de viviendas secundarias. Se trata de una región con un gran número de pequeños municipios, que en las últimas décadas ha sufrido un fuerte proceso de emigración hacia otras regiones, y que tiene muchos retornados con vivienda propia en las épocas vacacionales.En todo caso, el mayor número absoluto de viviendas secundarias se encuentra en Andalucía, con casi 1.400.000, mientras que en la Comunidad Valenciana se supera también la cifra de 1.100.000. Cataluña está también por encima del millón.Por provincias, destaca el caso de Ávila, donde el 58 por ciento de las viviendas son secundarias, o Tarragona, donde son más de la mitad de las casas. Al 50 por ciento también se aproximan Málaga, Girona, y provincias de interior como Huesca o Soria, entre otras muchas que están por encima de la barrera del 40 por ciento.El País Vasco, por contra, es la región que tiene menor tipo de inmuebles no destinados a uso principal, ya que sólo el 14 por ciento de las casas que existen no son principales. Vizcaya es la provincia que menos tiene de toda España.España contaba a finales de 2006, según el estudio realizado por el Ministerio, con siete millones y medio de viviendas secundarias, frente a los 16 millones de casas destinadas a uso habitual. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: