Crisis en Canarias

Just another WordPress.com weblog

EASYJET: Puede que desaparezcan casi todas las líneas aéreas low costs.

Posted by juanjesus en octubre 5, 2007

EASYJET(fuente: EL PAIS): “De las 60 compañías [de vuelos baratos] que hay en el mundo, puede que desaparezcan 56”. Hemos dicho que las “low costs” son flor de un día en la Historia del Transporte aéreo. En la era de la creciente escasez, dominada por una pugna creciente en torno a los recursos naturales estratégicos (recursos energéticos, minerales, etc.), el “bajo coste” es imposible de mantener durante mucho tiempo. Un reciente reportaje de EL PAÍS (EL PAÍS: Vueling entra en crisis en la batalla por los vuelos baratos) confirma esta situación: se reconoce, por parte de las propias líneas aéreas, que existe una “sobreoferta” que “empieza a hacer mella en el sector aéreo”. 

El bajo coste es expresión de la máxima optimización de un recurso pero, al mismo tiempo, en un mundo donde “la historia cuenta” (esto es, donde existe cada vez más población, cada vez menos recursos no renovables cada día, más uso general de los mismos, etc), las líneas aéreas con costes bajos no son sostenibles: no lo son ni por el lado de la “oferta” ni por el lado de la “demanda”.

Por un lado, como ya hemos explicado en otras ocasiones, el bajo coste es la frontera entre el “éxito” y el absoluto fracaso, al no tener margen empresarial para afrontar la elevación inevitable de costes de la era de la creciente escasez. No hay más gastos que recortar en una aerolínea que tiene muy poco personal en tierra y en la nave, que ha bajado sueldos, paga lo menos posible de casi todo, etc. Cualquier subida de costes fijos – por ejemplo, el queroseno, los slots, etc. – hace mucho daño. Por otro lado, buena parte de las estrategias de estas líneas aéreas se han diseñado sobre escenarios irreales: de constante crecimiento y ampliación de sus conexiones, aeronaves, etc. Esa perspectiva les ha obligado a endeudarse – como casi todas las empresas – para poder seguir creciendo, lo que hace aún más duro el ajuste. Por el lado de la demanda, tenemos que el público de general de pie probablemente ya no podrá pagar más que lo que paga por lo que viaja, y no está dispuesto a hacerlo en esa cantidad. Cualquier subida de tarifas repercutirá en una menor demanda generalizada, y este factor a su vez hará aún más daño a las aerolíneas de bajo coste, que pudieron, durante unos años, permitir que los pasajeros pagaran menos del coste real del asiento en el vuelo.

En Canarias, mientras tanto, se confía en un sector que va a sufrir un duro ajuste, para reflotar el turismo (Canarias7:Los empresarios turísticos confían en que el crecimiento de las ‘low cost’ en Canarias “mejorará la ocupación y rentabilidad”). Son dos errores los que se cometen: no afrontar con realismo las perspetivas de un turismo declinante (y, por lo tanto, planificar para el declive y no para el mantenimiento de lo que no se puede mantener) y, por otro lado, confiar en un modo de transporte barato al que le queda poco de solvencia: se están confirmando conexiones aéreas de bajo coste para traer turistas a Canarias, cuando es posible que esas líneas entren en profunda reconversión en un plazo breve de tiempo, en términos de evolución económica.

En la perspectiva de una creciente escasez, únicamente cabe planificar, si es que se quiere hacer eso, para el declive, y para que éste sea lo más benigno posible, y permita la búsqueda de “alternativas”, probablemente para el conjunto de un modelo económico basado en el crecimiento que, sin embargo, dejará de crecer.

REPORTAJE EL PAÍS: Vueling entra en crisis en la batalla por los vuelos baratosLas aerolíneas se enzarzan en una dura guerra de precios para llenar los aviones AMANDA MARS – Barcelona – 30/09/2007 La sobreoferta obliga a reventar precios y empieza a hacer mella en el sector aéreo-El consejero delegado.-Pues quería decirle qué buena es esta compañía aérea. Ahora puedo permitirme venir aquí cada dos por tres. Una vez, Vueling hasta me regaló un viaje para dos personas… Pero me fui solo, porque eso ustedes aún no lo arreglan.No se trata de un anuncio. La conversación tuvo lugar el pasado 24 de mayo entre Carlos Muñoz, primer ejecutivo de Vueling, algunos de sus colaboradores, y un viajero espontáneo, en presencia de un grupo de periodistas, en el momento de embarcar en un vuelo París-Barcelona. Aquel día esta compañía de vuelos baratos inauguró su flamante nueva base operativa en uno de los mayores aeropuertos de Europa, el parisino Charles de Gaulle.Pero Vueling, que tanto gusta a ese treintañero que viaja a París por sus buenas tarifas, se ha convertido en un quebradero de cabeza para su departamento financiero, y para el propio Carlos Muñoz. Y en un castigo para sus accionistas, entre los que se cuenta el consejero delegado.Con tres años de vida, 57 rutas y más de ocho millones de pasajeros transportados, la compañía se ha estrellado en Bolsa. Debutó en el parqué el pasado diciembre a 30 euros por acción, llegó a superar los 46, y el pasado viernes acabó en 11,01. ¿A qué se debe ese vuelo bajo? A que las cifras no acaban de acompañar el éxito de rutas y de reputación:las pérdidas económicas se quintuplicaron en el primer semestre del año y obligaron a revisar los resultados y a descartar, al menos a corto plazo, los beneficios previstos para este año. Los problemas se han agudizado esta semana, cuando su principal accionista, la familia Lara (propietaria del grupo Planeta), abandonó el consejo de administración por discrepancias en la gestión.El caso es sintomático. Las aerolíneas de bajo coste han disparado su ofertas en los últimos años y, para llenar los aviones, se han enzarzado en una cruenta guerra de precios. Devoraron el 40% del mercado en agosto, pero castigan su propia rentabilidad. Algo parecido a morir de éxito. La batalla se ha cebado en Vueling, que ahora tendrá que frenar su ritmo crecimiento, tratar de subir sus tarifas medias y domar sus costes.“Hemos fallado en resultados, la guerra de precios nos ha pasado factura, ha sido muy fuerte”, explica Carlos Muñoz. Y tan fuerte: Ryanair, la aerolínea irlandesa de bajo coste, ofeció este verano 10 millones de plazas a 10 euros (ahora, ha decidido regalar hasta cuatro millones de asientos de avión para volar desde España). Clickair reaccionó y ofreció 200.000 billetes a 20 euros, y Vueling, para no quedarse atrás, vendió hasta 400.000 plazas a 10 euros. Así, el precio medio de los billetes de Vueling se ha situado en 40 euros, frente a los 47 del año pasado, mientras sus gastos han crecido.“Hay que racionalizar todo esto. La guerra de precios no puede durar siempre, la única manera de alcanzar niveles de rentabilidad es subir tarifas”, opina Álex Cruz, director de Clickair, la aerolínea de bajo coste fundada por Iberia.Y es que, aunque el sector se llame de “bajo coste”, pocos costes son capaces de soportar las tarifas de este verano, sobre todo con el petróleo escalando hasta los 80 dolares por barril. “Ryanair sí los aguanta, es el gran dominador del mercado, revienta todos los precios”, explica David Navarro, analista de Inversis Banco.Ryanair baila claqué en esta batalla por los precios: su coste por kilómetro y asiento ofrecido queda por debajo de los cuatro céntimos, mientras el de Vueling se sitúa en los 5,25 céntimos y el de Iberia en ocho. El secreto de la aerolínea irlandesa consiste sobre todo en sus bajos costes laborales y su política de volar a aeropuertos secundarios, mucho más baratos, aunque tiene previsto volar también desde Barajas (Madrid).La espiral de precios se ha intensificado debido a la sobreoferta del sector. Clickair maneja sus propias cifras: “De enero a julio la capacidad de vuelos en España ha crecido un 59%, mientras que la demanda lo ha hecho un 44%. El año pasado fue peor, la capacidad subió un 70% y los pasajeros un 30%”, explica.En España, cuatro de cada 10 pasajeros que llegaron en avión en agosto volaron en una compañía de bajo coste. ¿De dónde sale tanto viajero? Para Álvaro Middelmann, director de Air Berlin en España, se trata de una demanda “comprada”, es decir, “una demanda que no hay, pero que se consigue a base de bajar precios”.Esta deriva ha obligado a mover ficha a todas las compañías. Easyjet empezará a cobrar tres euros por maleta facturada desde octubre, y hasta la mismísima Ryanair admitió en junio que sus beneficios sólo crecerían el 5% este año. Clickair, por su parte, se ha marcado como objetivo no vender ningún billete por menos de 20 euros y captar al viajero de negocios.Los analistas no creen que Vueling haya sido víctima sólo de la guerra de precios. Para David Navarro, “el problema de Vueling es que no vemos su futuro. No sabemos qué compañía quiere ser, ¿Compite con Iberia o Clickair?”. Un informe de Morgan Stanley también ha asestado un duro golpe a la compañía. El banco de inversión estadounidense redujo en agosto el precio objetivo de sus acciones a 10 euros. “Vueling será rentable, no puedo decir cuándo, pero es cuestión de tiempo” se defiende Carlos Muñoz. Morgan Stanley sí pone fecha: no cree que haya beneficios operativos (Ebitda) hasta 2009.Para defender su modelo, Muñoz pone sobre la mesa la ocupación de sus aviones y la satisfacción de los clientes: Vueling ha alcanzado un récord de ocupación del 90% este verano y fue votada como la mejor aerolínea como los consumidores europeos en 2006. El director de Easyjet para el sur de Europa, Arnaldo Muñoz, no duda del servicio, pero asegura que Vueling “no tiene bajos costes”. Además, puede verse perjudicada por la sobreoferta. “De las 60 compañías de bajo coste que existen seguramente veremos desaparecer a 56 en los próximos años”.La guerra de precios seguirá este invierno, según los analistas de Morgan Stanley. “Al final, el más beneficiado de todo esto es el consumidor” reflexiona Carlos Muñoz, con lo que es probable que siga recibiendo felicitaciones de viajeros como aquel treintañero de París.Recetas para despegarEl hasta ahora presidente de Vueling, José Miguel Abad, representante de José Manuel Lara, dimitió el pasado lunes de su cargo junto a dos consejeros más de los Lara por diferencias con el modelo de gestión de la aerolínea. El dueño de Planeta, que pidió la dimisión del equipo gestor, rechaza que la estrategia comercial se ciña a Internet y eluda los canales tradicionales, y siempre ha visto con recelo el agresivo plan de crecimiento de la compañía.Al final, la aerolínea rectifica. Vueling venderá billetes en las agencias de viaje en breve y ha frenado sus planes de crecimiento: ha aplazado la compra de nuevos aviones; ha recortado de 35 a 18 el número de directivos y, además, ha descartado abrir nuevas rutas a corto plazo. La firma se concentrará en los mercados con viajeros de negocios, como las rutas que unen Madrid y Barcelona con París, que son más rentables.Lara es accionista fundador de la compañía junto al fundador de la aerolínea norteamericana Jetblue y el fondo británico Apax Partners, que salió del capital en verano. El dueño de Planeta se mantiene de momento en el capital de Vueling con una participación del 15% a través de la sociedad Inversiones Hemisferio. Pero nadie se atreve a decir hasta cuándo, ya que la familia catalana está interesada ahora en formar parte de la oferta del grupo Air France por Iberia.La encargada de darle un giro a la situación es ahora la nueva presidenta de Vueling, Barbara Cassani, ex consejera delegada de Go, la aerolínea de bajo coste que lanzó British Airways. Asegura que Vueling no necesita que la salven. “Esa una compañía con buena operativa y buenos profesionales, se había centrado en crecer y ahora debe centrarse en ganar dinero”, señala.Algunos de los fantasmas que amenazan esta posible recuperación son, según Morgan Stanley, las nuevas bases que Ryanair y Easyjet ha abierto en el aeropuerto madrileño de Barajas.Para Álvaro Middelmann, de Air Berlin, la bestia negra de Vueling es Clickair, una compañía de perfil muy similar pero con costes más bajos, que opera bajo el abrigo de Iberia. Alrededor de la mitad de sus rutas desde Barcelona, donde también tiene su sede, son antiguos enlaces de la aerolínea de bandera.VUELING– “Hemos fallado en resultados, la guerra de precios nos ha pasado factura y este verano ha sido superior a lo que esperábamos”.– “Sé que esta compañía será rentable. No puedo decir el año, pero sólo es cuestión de tiempo”.EASYJET“Hay un exceso de oferta de vuelos baratos y buena parte de las compañías que operan como bajo coste no lo son en realidad”.“De las 60 compañías [de vuelos baratos] que hay en el mundo, puede que desaparezcan 56”.CLICKAIR– “Hay que racionalizar todo esto. La guerra de precios no durará siempre y la única manera de alcanzar niveles de rentabilidad es subir las tarifas”.– “La capacidad crece más que el número de viajeros”.RYANAIR– “Somos nosotros los que lideramos la actual guerra de precios, y no nos planteamos cambiar de política. Seguiremos bajándolos en adelante, nuestra estructura de costes lo puede soportar”.  Canarias7.es – 22/08/2007 Actualizada el 22/08 a las 14:08

Canarias7:Los empresarios turísticos confían en que el crecimiento de las ‘low cost’ en Canarias “mejorará la ocupación y rentabilidad”

Fernando Fraile, presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo, señaló que con estas compañías “mejorará nuestra ocupación y rentabilidad”

El presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT), Fernando Fraile, coincidió hoy con el análisis del secretario de Estado de Turismo y Comercio al afirmar que “las Islas irán mejorando su ocupación y rentabilidad a medida que las low cost se vayan estableciendo en el Archipiélago”.Estas compañías experimentaron en junio un crecimiento del 140,9% en Canarias, al recibir 154.000 pasajeros, el 7 por ciento del total nacional. Por su parte, las compañías tradicionales descendieron un 20,6%. El primer país emisor de pasajeros hacia las Islas fue Alemania, con el 68,9%, gracias a la aparición en el mercado de Hapag Lloyd Express, que transportó a Canarias 67.000 pasajeros en dicho mes.

Uno de los problemas de las Islas que podría explicar este descenso de turistas extranjeros es que aún muchos de estos turistas entran con paquete turístico, mientras que la tendencia en la España peninsular es la de organizar el viaje de forma individual.

Fernando Fraile señaló que esta caída del descenso de turistas extranjeros en Canarias “se debe a que no tenemos el número de vuelos low cost que tienen otras zonas turísticas españolas“. Asimismo señaló que ante el crecimiento de estas compañías en las Islas, “poco a poco irá mejorando nuestra ocupación y nuestra rentabilidad”.

Otro de los problemas que señaló Fraile fue el de “la competitividad con otros destinos turísticos a los cuales se puede acceder por precios más baratos que Canarias, no solamente por las compañías aéreas sino también porque estos destinos tienen una estructura residencial superior a la nuestra”.

El presidente de la FEHT afirmó que no entiende por qué hay oposición a la llegada de estas compañías de bajo coste en las Islas, “ya que para un turista que quiera venir de vacaciones, el vuelo es uno de los costes más elevados, por lo que cuanto más barato salga éste, más dinero podrá gastar en el destino“.

Críticas a las ‘low cost’

Sin embargo, no todos ven con buenos ojos el crecimiento de estas compañías ‘low cost’ en Canarias. Es el caso de Juan Jesús Bermúdez, presidente de la Asociación Canarias ante la Crisis Energética, quien señaló que “el bajo coste es una señal que está dando el turista emisor extranjero diciéndonos que no está dispuesto a pagar más dinero para venir de vacaciones, con lo cual está empezando una carrera por el coste más barato para hacer turismo”.

Según afirmó Bermúdez “es inevitable que se fomente el crecimiento de las low cost porque es la única manera de competir con otros destinos más baratos, pero por otra parte, está especializando a Canarias en un turismo de masas cada vez más barato, lo cual es un círculo vicioso que va a suponer que el Archipiélago pierda calidad como destino turístico”.

No hay una correspondencia entre un billete más barato y un mayor consumo en el destino, sino que cada vez se quiere consumir menos a la hora de hacer un viaje de ocio”, explicó el presidente de Canarias ante la Crisis Energética.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: