Crisis en Canarias

Just another WordPress.com weblog

Hambre, cultivos y recursos naturales: la ONU advierte – Crónica de los alimentos cada vez más caros II

Posted by juanjesus en marzo 25, 2008

Se están desatando tensiones alimentarias muy importantes en el Mundo. La especulación sobre materias primas agrícolas y el escenario de escasez, debido al uso insostenible de recursos naturales, unido al incremento de la población, entre otros factores, están motivando alzas sin límite en los precios agrícolas. El arroz, alimento básico de los asiáticos, está registrando subidas de precios muy importantes en dos años (EL PAÍS: La subida del arroz a su nivel más alto en 20 años pone en jaque a 2.500 millones de asiáticos). Como ya se advierte, más gente se pregunta: ¿Habrá alimentos para todos?. Las Naciones Unidas ha advertido de hambrunas si no hay donaciones internacionales que palíen el alza de los precios alimentarios para los pobres, y el del transporte por el alza del petróleo (EL PAÍS: El Programa Mundial de Alimentos reclama 324 millones más a los países donantes para continuar con sus suministros por la carestía de los productos básicos). El gigante alimentario Nestlé ya ha advertido de que “Si se quiere cubrir el 20% de la necesidad de productos petroleros con biocarburantes, como está previsto, no habrá nada más que comer” (EL PAÍS: Los biocarburantes y el hambre en el planeta).  Lo que ocurre en el Mundo es que, mientras más población tiene un más difícil acceso a los alimentos (cuyo grado de crecimiento en la cosecha no es tan alto como el de la demanda), y es muy frágil ante problemas de sequías, agotamiento de recursos – suelo, agua, etc. -, existe una población rica que demanda cosechas de alimentos para biocarburantes, como fórmula para saciar el “hambre” de los coches. Este hecho está conjurándose, junto a la crisis financiera, para que las materias primas agrícolas tengan precios record.  A nivel local, las economías deben incrementar de forma urgente la autosuficiencia alimentaria, un largo proceso cuya conformación requiere de un intenso trabajo en el ámbito doméstico, y un reflotamiento importante del sector primario. El recurso natural más valioso de las economías locales es hoy su suelo fértil y su acceso al agua, y a la promoción y fomento de esas actividades deben dirigirse los esfuerzos económicos mayores, para intentar paliar en alguna medida las alzas de los precios de los alimentos y el considerable incremento de la vulnerabilidad alimentaria, ya que dos de las principales consecuencias de esta “era de los alimentos cada vez más caros” será un escenario de carestía progresiva, por una parte, y de posibilidades reales de interrupción del suministro alimentario por otro. EL PAÍS: Los biocarburantes y el hambre en el planetaLos expertos advierten de que el creciente uso de materias primas para elaborar biocomustibles puede afectar al abastecimiento de alimentos en el mundo ELPAIS.com – Madrid – 24/03/2008  El creciente uso de las materias primas alimentarias para la producción de biocarburantes ha despertado ya las primeras críticas de voces autorizadas. El riesgo, según varios expertos, de que esta práctica afecte al abastecimiento de alimentos en el mundo es un hecho.“Si se quiere cubrir el 20% de la necesidad de productos petroleros con biocarburantes, como está previsto, no habrá nada más que comer”, afirma el presidente de NestlePeter Brabeck, el presidente de Nestle, el primer grupo agroalimentario, ha asegurado en una entrevista al semanario suizo NZZ am Sonntag que “si se quiere cubrir el 20% de la necesidad de productos petroleros con biocarburantes, como está previsto, no habrá nada más que comer”.“Otorgar enormes subvenciones para producirlos es irresponsable e inaceptable moralmente”, ha subrayado. Según Brabeck, el fenómeno de los biocarburantes ha disparado el precio del maíz, la soja y el trigo, y ha provocado que la cantidad de tierras cultivables haya descendido y que el agua esté amenazada. Por ejemplo, para producir un litro de bioetanol se necesitan 4.000 litros de agua.En este sentido, un informe del Instituto Internacional de Administración del Agua (IWMI), realizado por 700 expertos, con el apoyo de la ONU, señala que el problema de la escasez de agua en el mundo se puede agravar, entre otros factores, debido a los biocombustibles.El asesor de Gordon BrownHace unos días, el principal asesor para temas científicos del gobierno británico, John Beddington, advirtió de que la acelerada carrera hacia los biocombustibles representa una amenaza para la producción mundial de víveres, justo en unos momentos en los que la demanda de alimentos ha crecido fuertemente gracias a los gigantes asiáticos China e India, lo que supone, a su juicio, un verdadero peligro para la vida de millones de personas.Éste fue su primer discurso importante desde su nombramiento como asesor, unas palabras que entran en conflicto con la política del primer ministro, Gordon Brown, que se ha comprometido a aumentar el uso de biocombustibles en las próximas décadas.Otro organismo que ha alzado la voz es la Unión Europea. Su comisaria para asuntos de agricultura, Mariann Fischer Boel, tras una reunión con los ministros del ramo de Alemania, Rusia, Ucrania y Turquía, abogó por equilibrar el porcentaje de materias primas dedicadas al consumo humano y el que se utiliza para generar biocombustibles.25/03/2008]

Agroinformación: ¿Habrá alimentos para todos? – Agricultura

Agroinformación

25 Marzo ´08- A lo largo de los siglos, de vez en cuando, diferentes voces han advertido que la actividad humana agotaría los recursos naturales de la Tierra. Pero los malos augurios siempre han estado equivocados. Cada vez, se descubrían nuevos recursos o aparecían tecnologías para propulsar el crecimiento.Ahora han vuelto los viejos temores y parece que no van a poder ser descartados tan fácilmente.Aunque no se avecina una catástrofe Malthusiana, en alusión al economista británico que pronosticó que el crecimiento poblacional iba a superar la capacidad de la tierra para producir recursos, la escasez prevista por el Club de Roma nunca ha sido tan evidente desde la publicación en 1972 de su famoso libro Los límites del crecimiento. Los constantes aumentos en los precios del petróleo, trigo, cobre y otras materias primas son señales de un giro duradero en la demanda que no se ha visto acompañado por un incremento similar en el suministro.Al mismo tiempo que el mundo se vuelve más poblado (las Naciones Unidas proyecta que la Tierra estará habitada por 8.000 millones de personas en 2025, frente a los 6.600 millones de ahora), se vuelve más próspero. Una persona promedio consume más alimentos, agua, metal y electricidad. Una mayor parte de la población de China (1.300 millones de habitantes) e India (1.100 millones de habitantes) se está subiendo al vagón de la clase media, consumiendo dietas ricas en proteínas, transportándose en vehículos a gasolina y disfrutando de los aparatos electrónicos imprescindibles en los países desarrollados.El resultado es que la demanda por recursos naturales se ha disparado. Si los suministros no se mantienen al mismo ritmo, es probable que los precios sigan escalando, haciendo que el crecimiento económico sufra tanto en los países ricos como en los pobres. Algunos de los recursos en mayor demanda no tienen sustituto. En el siglo XVIII, Inglaterra respondió a la escasez de madera mediante un cambio hacia el carbón, un material mucho más abundante. Pero no hay semejantes alternativas para cosas como tierras cultivables y agua fresca.“Vivimos en una era en que las tecnologías que han hecho posible los altos estándares de vida y las expectativas de 80 años de vida en el mundo desarrollado ahora sean para casi todo el mundo”, dice Jeffrey Sachs, director del Earth Institute de la Universidad de Columbia. “Lo que esto significa es que no sólo tenemos muchísima actividad económica, sino que también tenemos el potencial reprimido de grandes incrementos en (esta actividad económica)”. El mundo no puede soportar este nivel de crecimiento sin nuevas tecnologías, explica.Las predicciones sombrías, sin embargo, podría resultar tan erróneas como las del pasado. “Claramente tendremos más y más problemas, a medida que más y más (gente) sea cada vez más rica, y utilice cada vez más cosas”, dice Bjorn Lomborg, un estadístico danés que argumenta que el problema del calentamiento global se ha sobredimensionado. “Pero la inteligencia compensará el incremento extra en el uso de recursos”.

 EL PAÍS: La ONU da un ultimátum de cuatro semanas para evitar la hambruna de 73 millones de pobresEl Programa Mundial de Alimentos reclama 324 millones más a los países donantes para continuar con sus suministros por la carestía de los productos básicos ELPAÍS.com – Madrid – 24/03/2008  El Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (PAM) ha realizado una “petición extraordinaria urgente” a los gobiernos de los países desarrollados para donar 500 millones de dólares (324 millones de euros) como mínimo en las cuatro próximas semanas con el objetivo de evitar el próximo racionamiento de la ayuda alimentaria que reciben 73 millones de pobres ante la carestía a máximos de los productos básicos y materias primas.Según informa hoy el diario británico Financial Times, que ha tenido acceso a una misiva enviada por la agencia de las Naciones Unidas a los responsables de los países donantes durante las vacaciones de Semana Santa, el PAM advierte que si no llega dinero antes del 1 de mayo deberá cortar el suministro a “aquellos que dependen del mundo para sobrevivir en tiempos de miseria”.La amenaza de un corte en la ayuda es real e inminente tras las numerosas llamadas de alerta que la institución ha realizado recientemente, añade el texto firmado por la directora de la institución internacional, Josette Sheeran.El Programa Mundial de Alimentos calcula que el agujero en sus fondos para poder continuar con la ayuda aumenta “día a día” y actualmente está entre 600 y 700 millones de dólares tras la subida de un 20% en el precio de los alimentos en las últimas tres semanas, la llegada del barril de petróleo hasta los 100 dólares y la consecuente carestía en los costes del transporte. Además, las previsiones apuntan a que “las subidas no presentan signos de que vayan a moderarse a corto plazo”, añaden.El rotativo británico recuerda que Estados Unidos es el primer donante de la institución con unos 1.100 millones de dólares en 2007, la mayoría de ellos en envíos de alimentos. La Unión Europea, con 250 millones, y Canadá, con 160, ocupan el segundo y tercer lugar en ayudas en efectivo.Si el PAM recibe finalmente estos 500 millones, el presupuesto total de la agencia aumentaría hasta los 3.400 millones, aproximadamente el doble que los 1.700 millones que gastó en 2000. La organización dependiente de Naciones Unidas da ayuda a 73 millones de personas necesitadas repartidas en 80 países.Razones conocidasDe su parte, los analistas achacan la subida de los alimentos básicos al fuerte incremento de la demanda en los países de economías emergentes, el aumento de la población mundial, la proliferación de inundaciones y sequías por el cambio climático y el mayor apetito de la industria de biocarburantes por los cereales.A modo de ejemplo el diario recuerda que el precio en los mercados de materias primas de productos indispensables como el trigo se ha expandido al maiz y el arroz. Precisamente este último, que es el principal alimento de 2.500 millones de personas en el sudeste asiático, ha escalado durante la pasada semana a su máximo de los últimos 34 años mientras países exportadores como Vietnam, Tailandia, India y Egipto han impuesto restricciones a los compradores extranjeros como Filipinas para asegurarse el suministro en los mercados nacionales.Incluso en el último de ellos, Egipto, la ONU expone que las autoridades han dado órdenes al Ejército para controlar los suministros de alimentos con el objetivo de evitar revueltas sociales.Nestlé advierte que con los biocarburantes “no habrá nada que comer”El creciente recurso a las materias primas alimentarias para la producción de biocarburantes pone en peligro el abastecimiento de alimentos para la población del mundo, advirtió ayer el patrón del primer grupo agroalimentario mundial, Nestlé, Peter Brabeck.“Si se quiere cubrir el 20% de la necesidad creciente de productos petroleros con biocarburantes, como está previsto, no habrá nada que comer”, ha declarado el presidente del gigante alimenticio suizo, Peter Brabeck, en una entrevista publicada por el semanario suizo NZZ am Sonntag.“Otorgar enormes subvenciones para producirlos es inaceptable moralmente e irresponsable”, ha afirmado el dirigente al estimar que millones de toneladas de maíz dedicadas a biocarburantes son toneladas de maíz menos para el sector alimentario.El fenómeno de los biocarburantes ha hecho subir los precios del maíz, la soja y el trigo, las tierras cultivables son escasas y el agua también está amenazada, ha declarado Brabeck, antes de subrayar que para producir un litro de bioetanol se necesitan 4.000 litros de agua.EL PAÍS: La subida del arroz a su nivel más alto en 20 años pone en jaque a 2.500 millones de asiáticosLas malas cosechas y el aumento de la demanda impulsan la carestía del grano mientras los países productores restringen sus exportaciones ELPAÍS.com – Madrid – 04/03/2008  El precio del arroz ha subido a su máximo de los últimos 20 años impulsado por la fuerte carestía de las materias primas y causando un verdadero quebradero de cabeza a los gobiernos asiáticos, donde más de 2.500 millones de personas dependen de este barato y abundante alimento, según informa hoy el diario británico Financial Times.El arroz Thai, de referencia mundial, se ha encarecido durante la última semana sobre los 500 dólares la tonelada (unos 338 millones de euros) por primera vez desde 1989, según los datos de la Organización de Alimentación y Agricultura de Naciones Unidas (Fao por sus siglas en inglés), obligando a los países importadores a un mayor desembolso para garantizar el suministro de un producto básico en los países asiáticos.Robert Zeigler, director del Instituto Internacional del Arroz en Manila, afirma en declaraciones a este rotativo que los gobiernos y dirigentes políticos deberían estar preocupados por el fuerte alza en los precios del arroz. “Si la historia es un indicador, deberíamos estar preocupados porque la escasez de arroz ha provocado en el pasado tensiones sociales”, advierte.El arroz de Estados Unidos en Chicago -de referencia para el cuarto mayor exportador de grano- ha escalado hasta marcar un nuevo récord en 400 dólares por metro cúbico (unos 270 euros), más de un 75% más caro que hace un año.Los altos precios y lo ajustado de las existencias está forzando a los países productores de arroz -entre ellos Vietnam, India y Egipto- a restringir sus exportaciones en los últimos meses en un intento para mantener los mercados internos abastecidos y los precios domésticos bajo control.En este sentido, Filipinas -país dependiente del exterior y el mayor comprador de grano- y Vietnam han abierto negociaciones por primera vez en la historia para garantizar el suministro de arroz a los mercados filipinos para los dos próximos años.Según añade el Financial Times, los expertos atribuyen el alza en los precios del arroz al mal tiempo, que ha mermado las cosechas; el desarrollo urbanístico, que ha reducido los terrenos dedicados a su cultivo, y la fuerte demanda que surge de las economías emergentes de China, India y otros Estados asiáticos.A pesar de que la producción total de grano ha crecido hasta los 420 millones de toneladas en la presente temporada, la demanda sigue siendo superior (unos 423 millones de toneladas), lo que está condicionando los precios al alza y dejando la puerta abierta a una próxima caída en las existencias, según el Departamento -Ministerio- de Agricultura de Estados Unidos.Además, los inventarios de arroz han caído esta temporada hasta los 70 millones de toneladas, el nivel más bajo de los últimos 25 años y menos de la mitad de las 150 toneladas que alcanzaron las reservas mundiales de grano en el pasado año 2000.Asia, donde la mayoría de personas se alimentan a base de arroz, no ha registrado hambrunas desde los años setenta, y los últimos precios altos del arroz y otros productos básicos augura tensiones sociales. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: