Crisis en Canarias

Just another WordPress.com weblog

Gobierno de Canarias: “Vamos hacia un transporte más caro”

Posted by juanjesus en septiembre 1, 2008

EL DÍA: El Gobierno de Canarias ha reconocido que “vamos hacia un transporte más caro”, a través de su Consejero de Obras Públicas y transportes.

 

LA PROVINCIA: Desciende el consumo de gasolinas, “en una caída histórica”. La demanda reacciona a los precios alcistas.

El reconocimiento por parte del Gobierno de Canarias de una situación energética de precios del petróleo con tendencia alcista (EL DÍA: El consejero confirmó que “parece ser que la situación energética no es fácil”, explica el consejero. “La información que maneja el Gobierno canario es que el petróleo se mantendrá caro y puede volver a subir“, añade) es el primer paso para promover el adaptar, si se pretendiera, las políticas de transporte y movilidad (afectando con ello a las políticas económicas y de empleo) a una realidad sustancialmente diferente a la vivida en los años anteriores: la era del petróleo caro y (cada vez) más caro. En esa era, los costes del transporte – que en buena medida habían sido ignorados en la toma de decisiones relativas a los mercados de bienes y servicios, laboral, etc. – tendrán cada vez mayor peso en la configuración de las actividades económicas.

En este sentido, se pueden promover medidas para intentar mantener, pese a los precios alcistas, la misma dinámica de movilidad intensa que caracteriza a la economía canaria, o promover medidas para reducir las necesidades de transporte, y hacer a éste más eficiente. En el primer caso, habrá un coste cada vez mayor para satisfacer la misma necesidad, lo que, en un estado de cuestionamiento del modelo de crecimiento económico exponencial, podría agravar la situación económica de los sectores público y privado. Probablemente, la adaptación a los precios cada vez más caros conllevará una reducción de la demanda y, a falta de otras medidas proactivas y previas, una destrucción de actividad económica y empleo.

El Gobierno de Canarias, a través de su Consejero de Obras Públicas y transportes, ha reconocido que “vamos hacia un transporte más caro”, según publica una información de Carlos Acosta, publicada en El Día.

Por otro lado, la subida del precio de los carburantes (de un 20% en un año, frente a la subida del petróleo en casi un 100% en ese mismo periodo) se viene reflejando ya en el descenso del consumo de carburante, unido a la situación de creciente crisis económica que las islas ya están sufriendo. Rubén Reja, del diario La Provincia informa de “una caída histórica de las ventas de carburante en las gasolineras, al distribuir un 4% menos por la crisis”. Esta denominada caída histórica viene dada porque la tendencia en Canarias, en los últimos tiempos, ha sido de incremento constante del parque móvil (normalmente más eficiente en consumo de combustible), y del consumo global de carburantes.

EL DÍA: El Gobierno canario advierte de que “vamos hacia un transporte más caro”

El consejero autonómico del área es partidario de concienciar a los ciudadanos de que es inevitable que las subidas de costes del subsector terminarán por trasladarse a las tarifas. Ante esta realidad, el Gobierno anuncia que ya trabaja en “medidas correctoras” para optimizar y racionalizar su uso en el Archipiélago.

 

31/ago/08 01:00

CARLOS ACOSTA, S/C de Tfe.

El responsable de Obras Públicas y Transportes del Gobierno canario, Juan Ramón Hernández, aboga por “concienciar” a los isleños ante lo que parece constituir un casi inevitable escenario de encarecimiento de los transportes en las Islas debido, entre otros motivos, a la subida del precio del crudo. “Vamos hacia un transporte más caro y eso hay que asumirlo, pero también habrá medidas correctoras que ayudarán a optimizar el transporte colectivo e incrementarán la eficiencia del sector”.

Hernández, que hace meses ya advirtió sobre la necesidad de que la sociedad canaria asuma los sobrecostes que viene afrontado ese subsector debido a la subida del precio del petróleo en los últimos años y trasladarlo, en parte, al IPC general y la economía real, ahora da por sentado que los usuarios terminarán por asumir los incrementos que afronta el sector a través de un ajuste tarifario.

“Parece ser que la situación energética no es fácil”, explica el consejero. “La información que maneja el Gobierno canario es que el petróleo se mantendrá caro y puede volver a subir”, añade.

Se trata de un objetivo “fundamental” que la Administración plantea conseguir, entre otras maneras, a través del impulso a los carriles Bus-Vao, que dan preferencia a los vehículos con altos índices de ocupación.

“Los cabildos demandan esta actuación porque tienen las competencias en materia de carretera”, explica el consejero. “Hay que trasmitir a los ciudadanos que un coche lleno de pasajeros tiene la preferencia en las vías de Canarias”, añade. “Es una medida importante para concienciar a la población de que hay que ahorrar combustible y usar los transportes más baratos”.

A pesar de las subidas de sus costes y otros problemas, matiza Hernández, el transporte en Canarias “está soportando muchas adversidades sin mermar su calidad”.

Para buscar fórmulas que ayuden a enfrentar esta coyuntura, en la agenda de la Mesa del Transporte figura el debate de esfuerzos específicos para disminuir los gastos energéticos en Canarias.

La Mesa del Transporte es el órgano asesor sectorial del Ejecutivo autónomo y cuenta con representación de los principales agentes económicos y sociales. Sus miembros también propondrán aumentar las ayudas a la formación de los usuarios para optimizar los recursos del área y debatir la aportación de fondos para la renovación de flotas de transporte en las Islas a fin de reducir el consumo de carburantes y la contaminación.

Hernández señala que la actualización de las tarifas del transporte constituye una “demanda” del sector que se reflejaría de “forma separada” a la evolución del precio del combustible.

Al respecto, el responsable autonómico del área recuerda la puesta en marcha de iniciativas como la reducción en un 30% del impuesto al combustible tanto a los transportistas como a los agricultores, que “tendrá una repercusión favorable” en ambos colectivos.

Y es que el margen de actuación del Gobierno de Canarias es limitado, explica Hernández. “La posibilidad de maniobra se reduce a medidas de este tipo, que intentan atenuar los efectos de la subida de los costes derivados del encarecimiento del petróleo”.

Estudios de costes

Pero la subida del precio del petróleo es sólo uno de los factores que incrementan la factura del transporte.

Para “diseccionar” todos los elementos que integran los gastos que afronta el transporte canario y ponderar el peso que tienen en su estructura de precios, el Gobierno canario decidió crear el Observatorio del Transporte, actuación que formó parte del decálogo aprobado por la Mesa y que el sector considera “fundamental”. El consejero aclara que también facilitará un referente de los precios que se establezcan en los contratos que los transportistas firmen con los clientes.

Juan Ramón Hernández explicó que los primeros resultados, que ya están en manos de su departamento, se publicarán en la web del organismo “cuanto antes”. Estos estudios “se actualizarán con cierta frecuencia, probablemente de forma mensual”, por lo que constituirán “un buen referente para tomar decisiones” en esta área.

La Provincia: Las gasolineras canarias registran una caída histórica de sus ventas al distribuir un 4% menos por la crisis

►El alza de precios y el descenso de los desplazamientos pasan factura al sector
►El coste de los carburantes se ha incrementado un 20% en un solo año

RUBÉN REJA – LAS PALMAS DE GRAN CANARIA. La crisis ha llegado a las estaciones de servicio de Canarias. Los surtidores de las gasolineras en el Archipiélago comienzan a notar los efectos del parón económico hasta el punto que se ha despachado hasta un 4% menos de gasolina y gasóleo en los primeros cinco meses del año. El consumo de carburantes, que es un termómetro fiel de la economía de cualquier región, desciende de forma acelerada en una situación de la que no se recuerdan precedentes, según fuentes del sector, y que se produce en plena desaceleración y con el precio aún disparado. Sólo en el último año, el coste de los carburantes repuntó un 20%.

Las primeras alarmas no han hecho sino encenderse entre las estaciones de servicio debido al bajón de las ventas que están sufriendo. Los surtidores despachan menos y por lo tanto, ganan menos, ya que cobran según el litro repostado. Los conductores se lo están pensando mucho antes de llenar el depósito, ya que repostar un vehículo medio cuesta hasta siete euros más que hace un año. Además, en muchos casos, el consumidor siempre solía cargar la misma cantidad. Sin embargo, la crisis, que afecta a todos, provoca que las familias se ahorren algunos desplazamientos innecesarios. A ello se le une la actividad de los transportistas que ha descendido también ostensiblemente por la rescisión y que supone menos traslados.

DEMANDA INELÁSTICA. En este sentido, y según fuentes del sector, lo más habitual, al menos en los últimos ejercicios, era que el crecimiento de las ventas fuera constante año tras año. El descenso de las ventas de hidrocarburos, cuya demanda es de por sí bastante inelástica, sobre todo en automoción, donde los combustibles no tienen fácil sustitución, lleva a cuestionarse cómo de profunda es la crisis que afecta a Canarias. En este contexto, el secretario de la Confederación Canaria de Empresarios de Las Palmas (CCE), José Cristóbal García, apunta que un factor a tomar en cuenta es la incorporación de vehículos más económicos y que consumen mucho menos.

De esta forma, sólo un frenazo brusco de la economía regional, salpicada por una elevada inflación y unos tipos de interés al alza, justifican la caída del consumo de gasolina en el Archipiélago, y sin obviar el descenso de actividades como el transporte de mercancías o un fuerte ajuste del consumo interno. El deterioro de las ventas, además, irá a más, ya que cuando se hagan oficiales los datos de los últimos dos meses habrá que analizar los efectos de la huelga de transportistas y los efectos del verano.

Respecto a los precios de los combustibles, el secretario de la Confederación Canaria de Empresarios confía en que los precios sigan cediendo a la baja después de que el barril haya bajado casi 30 dólares en apenas un mes. En este sentido, desde la patronal confían en que el petróleo dé un respiro a los consumidores, al tiempo que esperan que el barril de crudo se instale sobre los 115 dólares. En este sentido, el secretario de la patronal explica que la bajada del petróleo no tiene una repercusión directa sobre los precios de las gasolinas para los usuarios porque pasan más de tres meses desde que extrae el crudo, que se compra a un precio, hasta que finalmente llega a los surtidores.

La patronal reconoce que el segmento de transportes es el que más se ha encarecido dentro de la cesta de la compra desde que comenzó el año. La inflación acumulada fue más alta en transporte, con un 9,8%. Esta situación ha llevado al IPC al 5,8%. Una cifra, que, según la patronal, se rebajará antes de finalizar el año, lo que dará un respiro a la economía regional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: